lunes, 18 de enero de 2010

La bendición de los animales




¿Se acuerdan de cuando se llevaba a bendecir a los animales? El día de San Antón, o San Antonio Abad es la fecha en que se bendicen los animales un diéz y siete de enero. En Pueblo Nuevo se hacía cerca del río Lerma, en la zona que se denominaba "los portalitos". Era la bajada al río y cerca de "los pocitos", lugar en donde en la antigüedad, la gente hiba a colectar el agua de uso diario y tomaban la canoa que cruzaba el río con rumbo al Paso Blanco y a San Guillermo. La celebración se realizaba por la tarde, como a eso de las séis de la tarde. Después de la celebración de la santa misa, la gente hacía fila con sus animales y el padre pasaba chorreándoles agua bendita y orando. Mucha gente llavaba gallinas y gallos, guajolotes, palomas, cenzontles, canarios, burros, caballos, vacas, chivos, patos, conejos, borregos y todos los animales que se tenían como mascotas, gatos y perros, cotorras y pericos o animales que se tenían como sustento. Eso sí, bien limpios todos y creo haber visto que llevaban un listón atado al cuello pero no estoy seguro. También recuerdo haber visto a gente con todo tipo de semillas para la siembra, maíz, frijol, semillas de calabaza, habas, sandía, melón, pepino, calabacita, lechuga, zanahoria, Et cétera que asegura un año libre de plagas, enfermedades y próspero.

Hace muchos años que esa tradición dejó de existir...en mi pueblo. Seguramente en otros pueblos aún se celebra. Yo era niño cuando híbamos con los animales de la casa de mis abuelos a que los bendijeran. Creo que el avanze de la medicina y la falta de creencia en la gente ha mermado las costumbres de antaño. Quizá si uno empezara ha bendecir de nueva cuenta a nuestros animales, la gente hasta se burle de uno. No se, sería bueno revivir esas tradiciones que fueron de nuestros padres.

2 comentarios:

Benja-Xocoyotl dijo...

Alfredo:

Yo si me acuerdo de esto y si, en efecto, llevaban listones e incluso flores amarradas a las mascotas... el domingo pasado me fui a algunas comunidades y me lleve la sorpresa de que ya nadie sabe de esta tradición.

Seguramente habrá, por allí, en algun lugar remoto de la geografía guanajuatense donde se celebre, pero ahora, te lo aseguro, en Salamanca y Celaya, por donde pasé, ni quién se acuerde... lamentablemente.

Saludos y gracias por traer a la memoria la celebración.

Alfredo dijo...

Triste. Así es la vida, todo cambia...o la cambiamos.

Saludos cordiales,

Alfredo.