lunes, 10 de mayo de 2010

Otro diéz de mayo

Mi madre, Ma. del Consuelo González Ramos.


Así es, es otro diéz de mayo sin mi madre. Es increíble como pasó el tiempo y nos hemos quedado sin ella. Aunque vive en mi pensamiento el no tenerla es doloroso. Tomé la bocina del teléfono para sentir la sensación de llamar al pueblo y pensar que quizá, me contestaría pero, no, solo contestó un mensaje que dice: "Ya sabes lo que tienes que hacer, deja tu mensaje y te contestaré cuando pueda, pip, pip, pip".

Descansa en paz mamá, te extraño mucho.

Alfredo.
La niña, Ma. del Consuelo González Ramos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Alfredo, quiero decirte que me identifico contigo en este sentimiento. A mi me sucede lo mismo; yo se que no es consuelo, pero todos estos dias previos al dia de las madres me senti muy triste, estuve recordando muchas etapas de mi vida que pase junto a mi madre, la extraño, la añoro tanto, la recuerdo, y se me hace un nudo en la garganta por no poder abrazarla, y que ya no este a nuestro lado fisicamente. Pero bueno creo que inevitable y tristemente, ese seguira siendo nuestro sentimiento cada 10 de mayo para los que hemos perdido a ese ser tan amado e irremplazable en nuestras vidas. Por ahora solo dejame decirte que tuviste una mama extraordinaria, yo le conte un dia a Quela cuanto la estimamos, Felipe y yo tuvimos la oportunidad de convivir un tantito con ella durante nuestros ultimos años en Pueblonuevo, intercarcambiamos muchos momentos juntos, compartimos muchos recuerdos, ella nos mostro sus fotos mas preciadas, su coleccion de muñecas de porcelana, regalo de todos ustedes sus hijos, sus figuras de cera, sus bordados, en fin, tantas y tantas cosas amadas por ella. Incluso, tengo un comentario suyo muy presente y debo decirte que muy a menudo lo comento; recuerdo que un tarde despues de haber visto todas sus tan preciadas cosas, nos invito a tomarnos un rico cafecito en la cocina de tu casa y conversando me dijo: "Rosa Esperanza yo le digo a Dios, hay Diosito no me vayas a llevar tan pronto, yo todavia tengo muchos proyectos sin terminar, el dia que me quieras recoger, por favor que sea cuando yo ya haya terminado todo lo que tengo empezado", y tiro una carcajada y agrego: "Estoy pero si bien loca verdad? hasta parece que Dios me va a cumplir mis caprichos". Eso me parecio bien gracioso de su parte y nunca lo olvide, y ahora cada vez que yo tengo un nuevo proyecto en mente, lo recuerdo y le digo a Dios: "Diosito como dijo Chelito que en paz descanse, no me vallas a llevar hasta que termine todos mis proyectos empezados". Asi que Alfredo, lo comparto contigo y espero que te haya sacado al menos una sonrisa en honor y recuerdo a la extraordinaria y valiente mujer que tuviste por madre!!! Con un grande afecto.... Rosa Esperanza..

Anónimo dijo...

Animo Querido Alfredo,
¿Cómo darte alivio en esta fecha tan memorable del Día De Las Madres?

Comprendo lo difícil que debe de ser perder a una Madre tan maravillosa, bella, y bondadosa persona como era mi Prima Chelo que siempre recordare. Nuestro Señor la tiene en su reino y está feliz esperándonos con su bella sonrisa. ¡Que El Señor te de fuerzas y te bendiga! Cariñosamente ~ Tía Cristinita

Alfredo dijo...

Rosa Esperanza:

De veras que nuestras madres son irremplazable como tú bien lo dices. Solo nos queda pedirle a Dios que nos de la fortaleza necesaria para seguir adelante con fuerza y ahínco. Me imagino las conversaciones que tuvieron con ella. Le encantaba todo eso que mencionas, muy cierto. La última vez que estuvo acá en Seattle me dijo exactamente lo que me recuerdas. Que deseaba que Dios le diera el tiempo necesario para hacer las figuras que ella quería. Me dijo que le quería hacer un misterio de cera a mi tío Chava y otro a mi tía Rosita González. No tuvo el tiempo de hacerlos. En menos de séis meses había fallecido. En cierta ocación le pregunté si tenía miedo morir. Me contestó que no, que ella no debía nada a nadie y con paz y la conciencia tranquila moriría.

De veras que fue una mujer muy valerosa y muy fuerte. Vivímos las de "Caín" pero nos logró sacar adelante. En fin que todo tiene su fin y la vida, también. Nosotros por lo menos la tuvimos varios años auque lejos. Solo el escuchar su voz nos consolaba por teléfono. Es increíble como los consejos de nuestras madres nos hacen ver las cosas como son y no con las fantasías que uno quiere verlas. Descansen nuestras madres en paz. Una oración para ellas.

Muchas gracias por el mensaje, de veras que me hiciste sonreír, sabes escuchar y recordar las amistades, eso me lo has comprobado.

Saludos cordiales en éste día de las madres y apapachate un poquitín.

Saludos cordiales,

Alfredo.

Alfredo dijo...

Tía Cristinita:

Gracias por los comentarios que me consuelan de veras. Es muy difícil perder a nuestra madre, por ello siempre les digo a mis amigos y parientes que aún tienen a su madre que la disfruten, gozen, apapachen y quieran mientras ella sienta ese cariño. Ellas nos dan y proporcionan un cariño incondicional y sin límites. Por lo menos nosotros la tuvimos algunos años, existen personas que ni siquiera conocieron a su madre, eso si que es triste. Yo creo que si la tiene nuestro Señor en su reino. Si hubiese ud. presenciado la transformación que tuvo al morir, se hubiera sorprendido. Rejuveneció como cuarenta años en un instante y frente a nosotros. ¡Verdaderamente increíble! Si me lo han contado no lo hubiese creído pero así sucedió. Por ahora, somo me queda orar por ella y esperar que algún día, podamos ver a todos nuestros parientes que ya no están con nosotros.

Descanse en paz.

Saludos y espero se hayan pasado un felíz diéz de mayo Ud. y todas mis tías.

Cordialmente,

Alfredo.