miércoles, 21 de enero de 2009

La República de EE UU estrena presidente



Ayer fue la inaguración del nuevo mandato del gobierno de los Estados Unidos. Así fué, con gran pompa y esplendor iniciamos nuevo gabinete de gobierno demócrata. La gente tiene grandes esperanzas en el mando de Barack Obama. Un hombre joven, audáz, astuto y con grandes sueños de mejorar la situación existente en éste país. He notado que en todos los medios de comunicación se refieren a Barack Obama como NEGRO. Barack Obama no es negro, es mulato. Recordemos que su madre es anglosajona. Ella es blanca y su padre negro. ¿Por qué no lo ven como blanco? En fin que nuestro nuevo presidente es un mulato. Es la combinación de dos razas, la caucasica con la negroide. Finalmente el origen de raza no tiene nada que ver con la personalidad ni la inteligencia de cualquier humano. Yo, afortunadamente, no veo colores en la gente.

Creo que todos los que vivimos en EE UU estamos cansados de una administración republicana de "derecha" muy pronunciada. Guerras y crisis económicas es lo que nos ha traído la administración de Bush. Aunque entiendo que no todo se le debe reprochar al gobierno, si tienen mucho que ver en como se desarrolla el país. Pobre Jorgito Bush, supuestamente es el presidente más impopular que haya tenido los Estados Unidos. El tiempo y la historia dirán lo bueno o lo malo que fué. Creo que mejor debió dedicarse a la crianza de ganado en Tejas, lol.


Estados Unidos y su gente, tenemos muchas esperanzas en su mandato que hoy comienza. Felicidades Barack Obama y Joseph Biden.

3 comentarios:

Bob Mrotek dijo...

Muy bien escrito, Alfredo.

C.Ruiz dijo...

Alfredo,
pienso lo mismo que tú, no entiendo porque insisten tanto en sus antecedentes africanos cuando es anglosajón en la misma proporción...
Supongo que sigue siendo un gran logro que haya llegado a la presidencia, algo que habla muy positivamente de los norteamericanos. Estas cosas no pasan en otros países, lamentablemente.

Alfredo dijo...

Gracias Bob.

Celia, muy cierto que no pasa en otros países. Cuba es el mejor ejemplo y la pobre Venezuela va por esos rumbos si la gente "mansa" y "mensa" se deja convencer por gente de izquierda tan pronunciada que espanta. Felicidades a los EE UU y ojalá logre cambiar lo que se ha propuesto el señor Obama.