lunes, 16 de noviembre de 2009

A la mayor gloria de Nuestro Señor del Socorro, del barrio de San Juan en Salvatierra, la de El Bajio



Soneto a Nuestro Señor del Socorro


Al mirarte Jesús crucificado
en esa cruz de rústico madero,
cómo me duele con pesar austero
pensar en tu morir, tan humillado,

Pero al verte, Señor, resucitado,
vences la muerte por amor sincero
a los humanos en el mundo entero
con el morir en tu vivir sagrado.

Y al llegar a tu cielo prometido,
¡Socorredme, oh Señor!, con ese anhelo
de ser en tu sentir el consentido.

Y con amor y celestial consuelo,
Señor, por eso por piedad te pido,
¡Me apartes un lugar allá en el cielo!


Bendito Señor del Socorro Abogado del Buen Temporal

Oración

Gozosos venimos a darte gracias
por el gran regalo de los frutos del campo,
por la fuerza de la tierra
que hace germinar nuestras semillas.

Te alabamos y te pedimos confiadamente,
porque eres bondadoso
nos sigas ayudando para el año próximo.
Amén.


Oración a Nuestro Señor del Socorro

Bendito Señor del Socorro,
protector de los campesinos,
abogado del buen temporal,
nos postramos a tus plantas gozosos y alegres para bendecierte,
por los beneficios que éste año has derramado sobre nuestros campos,
te agradecemos la lluvia que hizo brotar la semilla de nuestras tierras,
te agradecemos el sol que nos dio el calor que necesitaban las semillas que sembramos,
te agradecemos la fuerza de la tierra que le da la vida a nuestras semillas,
bendito seas Señor,
recibe nuestra gratitud y concédenos tus favores para el próximo año,
tee lo pedimos por los méritos de tu pasión y muerte.
Así sea.

Salvatierra, Gto., 14 de noviembre de 2004.





Cada segundo domingo del mes de noviembre en Salvatierra se celebra con gran pompa y esplendor, la fiesta del buen temporal en honor a Nuestro Señor del Socorro en el barrio de indios de Salvatierra Guanajuato. Yo no tenía ni idea que en un pueblo tan cercano al de donde nací y crecí. Existiera tan singular celebración para agradecer a Dios Nuestro Señor, por la buena temporada de siembra y con los productos de la temporada, se le agradece con fervor a tan singular escultura.



Sucedió que... como me encanta visitar a la regia Salvatierra, fuímos mi hermana la menor Lupita y yo. Como visita obligatoria, siempre pasamos a admirar todos los templos, parroquias y capillas que podemos aunque solo nos persignemos y con el respeto adecuado, observamos el arte sacro. En esa ocación, llegamos y nos encontramos con grandes preparativos para la fiesta del barrio de San Juan. Tenían comenzados los famosos arcos que no teníamos ni la menor idea de lo que serían o lucirían una vez terminados. Solo se veían unas vigas, fajillas y cordeles. Platicamos con el sacristán del templo y nos dió lujo de detalles de lo que hacen para la fiesta. Eso si, el Sr. estaba tan ocupado en tanta preparación que no entiendo el por que los sacerdotes no se involucran en la celebración. Solo se dedican a recibir a las peregrinaciones y a celebrar la santa misa. Me sorprendió porque con la decadencia que existe en el mundo de adeptos al cristianismo, no me explico porque no se involucran los sacerdotes en las celebraciones. A eso se le llama incógnita.


A nosotros nos sorprendió la dedicación que la gente tiene para hacer lucir a su templo como se le hace a una joya. El templo conserva su pintura original en la parte de afuera de la portada. Creo que fue pintada en cochinilla con figuras florales simétricas. Eso es lo que creo porque los expertos con toda seguridad me dirán que no es eso.
Nos comentaron que ya casi para el día principal de la fiesta, se baja a la Santísima Virgen de los Dolores del altar para elaborar un retablo de caña de azúcar, frutas, tuberculos, verduras y flores en todo el altar mayor del templo con el Santísimo Cristo en el centro del altar. Se decora el interior del templo con guirnaldas de pino fresco, tejocotes y cacahuates. Son los frutos ensartados en un hilo de gran tamaño que luego son colocados en los candiles del templo y dan una vista fantástica de belleza natural y un olor delicioso.

Tuvimos que regresar varias veces para ver el proceso de embellecimiento del templo y barrio. Poco a poco, se vieron los arcos levantados y decorados con "flor de peña" y frutos de la región en las calles y paredes de tan singular barrio. Había en el altar mayor las mejores y más grandes calabazas de castilla y chilacayotes que yo jamás había visto. Tenían también, jícamas gigantescas, repollos, camotes, betabeles, remolachas, zanahorias, plátanos, naranjas, limas, limones, piñas, sandías, cocos, guayabas, mandarinas, melones chinos y melones blancos, manzanas, coliflores, brócolis, aguacates, chiles de diferentes especies, nueces, granadas, rábanos, mazorcas de maíz, pan y hasta vino de consagrar. Todos éstos productos, ordenadamente acomodados sobre una base de caña de azúcar y en el centro del altar y como se merece por tantas bendiciones a los salvaterrenses, Nuestro Señor del Socorro.





Nos contaron, que en el templo tenían séis hermosos Cristos de los cuales el temple actualmente poseé cuatro, eso recuerdo pero, puedo con seguridad estar completamente equivocado. Supuestamente uno de los Cristos fue llevado al templo del ex-convento de la Orden de los Frailes Agustinos en Yuriria. Los restantes los llevan a los pueblos que realizarán la peregrinación y que traerán cargados al hombro el día que les toque ir a dar gracias a Nuestro Señor del Socorro por todas sus bondades y son recibidos con repiques de campanas y petardos. Llegan las bandas de viento a tocar sus canciones en honor a Nuestro Señor del Socorro y es un gran evento para toda la población. Tienen también el programa de las Solemnes Festividades del Buen Temporal organizado por sus respectivas comisiones. Celebran desfile de manolas, callejoneada, recorrido de las bandas de viento por la ciudad, quema de castillo y culminan con la famosa alborada, que es la celebración principal y dura toda la santa noche.



Las comisiones se organizan y distribuyen los gastos de la misa, la cera, el predicador, la polvora, el castillo, (es una estructura de madera de luces artificiales y se queman al finalizar el día de novena) el alumbrado, los arcos, el ornato del templo, las manolas y la callejoneada y también, los recursos que se han de tener para la fiesta.



A un costado del altar mayor y que parece que es la Sacristía. Tienen unas ocho pinturas al óleo muy hermosas que deben ser rescatadas y que son del siglo XVII y que estoy seguro pertenecieron al altar mayor barroco que previamente ocupó el sencillo altar que ahora tienen que es de piedra y cantera.


Algo que me llamó mucho la atención, fue a los jóvenes que hacían o levantaban los arcos. Todos borrachos de "caguamas" (botellas muy grandes) de cerveza. No me explicaba el por que a esos "devotos" se les permitía tanto libertinaje cuando se trataba de participar en una celebración religiosa. A eso culpo al Cura de la parroquia porque como no participa, le importa un cacahuate lo que la gente haga.



Otra cosa que me sorprendió es el saber que no tienen novena a Nuestro Señor del Socorro. No dudo que alguién la tiene pero no está en circulación. La Sra. que vende los escapularios y estampas, me proporcionó unas oraciones pero me dijo que si tenían novena pero ella no tenía una. Otra vez, falta de organización del organizador y que es muy importante. ¿Qué se reza en la fiesta en su honor? me pregunto.
Ésta celebración es inigualable y muy hermosa. Me doy cuenta, de la poca fe que tengo pero jamás me burlaría ni me reiría de alguién que si tiene fe. Pido al Señor del Socorro que me mande y me de un poco de la fe que he perdido. Que no dude en la religión aunque me es difícil creer. Solo un milagro me debolvería lo que de niño tuve y creí y que en alguna escuela perdí. Por ello, pido un milagro.


Les recomiendo visiten a la Muy Noble y Leal Ciudad de San Andrés de Salvatierra, la primer ciudad del estado de Guanajuato para éstas fechas, la fiesta se celebra el segundo domingo del mes de noviembre.

video

Saludo del Señor del Socorro a sus hijos

Queridos hijos, con alegría he esperado estos hermosos días porque veo que hacen hasta lo imposible para venir a verme, para mostrarme su cariño y gratitud por los frutos del campo.

Yo, con mi poder y sabiduría, me valgo del trabajo de ustedes y de la inteligencia que les he dado para que haya suficiente producción de alimentos y nadie pase hambre, ni carezca de mi socorro, ni de mi bendición, todos los días, porque los quiero mucho y nunco los olvidaré.

Lo digo Yo, el Señor de los cielos y la tierra.

3 comentarios:

Benja-Xocoyotl dijo...

Alfredo:

Que cosa mas sorprendente. Gracias por publicarla. No tenía idea de esta celebración.

Felicidades!

Anónimo dijo...

Es el mejor articulo que he leido sobre este tema. Muy bien elaborado y las fotografias son excelentes, aunque no eres de Salvatierra, se nota que haces las cosas de corazon.


Gracias!


Mujer Salvaterrense.

Alfredo dijo...

Por nada Salvaterrense, por nada. A mi, me gusta Salvatierra.