martes, 17 de febrero de 2009

Bolsas de plástico


En un artículo publicado en el periódico de Guanajuato, El Correo del día de ayer. Publicaron una nota relacionada con las horrendas bolsas de plástico a las que estamos tan acostumbrados y que ni nos preguntamos de donde es que han salido. Quienes las producen están por supuesto, a favor del consumo de ellas y se lo han creído y afirman poniendo hasta el pescuezo en apuesta, que no contaminan. ¿Se lo creen ustedes? ¿El plástico no contamina? La solución es que cada quien lleve su bolsa al mercado a comprar sus productos.

Yo recuerdo cuando uno compraba el pan, chocolate o hasta velas, que Cele, Chevito o mi tío "Mon" Ramón Ramos despachaban a uno con un envoltorio de papel de estraza o en un alcatráz del mismo papel. También despachaban a uno sobre todo cuando uno compraba verduras, frutas o granos, en un alcatráz hecho de periódico. La última vez que estube en el pueblo, compré clavos. Me sorprendió que aún me los despacharon en un alcatrás pequeñito. Creo que también vendían semillas de calabaza tostadas y cacahuates tostados en un alcatráz pequeño. Tiempos aquellos, ahora todo el mundo despacha en una bolsa de plástico. Con decirles que ví a una señora, que compró la leche del lechero, (son raros los lecheros en éstos días) y simplemente sacó de su bolsillo del mandil una bolsa de plástico para allí depositar sus dos o tres litros de leche que compró. Fácil, no llevó bote y es deshechable. El problema es que termina uno viendo bolsas y más bolsas atoradas entre las ramas de los mezquites, huizaches y nopales o cactáceas que tienen espinas.
Entre los ríos y arroyos, o entre los basureros. Se me figura que nuestros antepasados pensaban mucho mejor en la contaminación. Creo que hemos sobrevivido por tantos siglos sin hacer tanto daño a la tierra y en los últimos doscientos años, nos la estamos acabando.

Todos podemos contribuír a ayudar a nuestro medio ambiente. Creo que es mejor usar productos biodegradables cuando nos sea posible.
Mil veces compar una bolsa de ixtle y llevarla siempre al mercado que recibir las horrendas bolsitas de plástico. Las bolsas biodegradables ya son usadas. En Seattle, se tiene por ley, que usar bolsas biodegradables. Son benignas al medio ambiente y terminarán como tierra para las macetas. Si, son un poco más caras pero no terminarán entre los barbechos, ríos ni entre las ramas de los árboles.

Otra cosita que también he visto a granel entre las aguas del río son las botellas de la coca cola y demás. Como son de plástico y ya no se usan las de vidrio, no hay reciclaje pues la gente las bota a la basura. Creando toneladas de botellas. Creo que las empresas de refrescos tienen una deuda moral con el pueblo. Si, se escucha en la radio a todas horas que ponga la basura en su lugar pero, y el plástico. ¿Dónde se pone? Naturalmente que terminará en los basureros, contaminando y tardando mil años en reciclarse a la naturaleza.

En fin, les dejo para que analisen y saquen sus propias concluciones.

3 comentarios:

Bob Mrotek dijo...

Alfredo,
Tienes mucha razón. A mi no me gusta cuando ellos ponen los huevos de gallina en una bolsa de plástico y necesito caminar de puntillas por temor de romper mis huevos :)

Alfredo dijo...

lol...ja, es cierto. Va a tener que comprar una canasta hecha por el señor de Valtierrilla. En esa canasta, no se le romperán sus huevos, ejem...

C.Ruiz dijo...

Jo, totalmente de acuerdo. Justo en mi último blog hago también un comentario a las bolsitas que aparecen en donde menos te lo esperas...entre la falta de higiene y que se conservan por una eternidad...

Un abrazo desde Cairo