martes, 7 de agosto de 2007

Nuestra Señora de Guanajuato

Hoy 9 de agosto, se celebra el 450 aniversario de la llegada a la ciudad de Guanajuato, desde Granada, España de la Imagen de Nuestra Señora de Guanajuato. La imagen fue donada por su magestad de entonces, Carlos V por haber encontrado en el Bajío, las más ricas minas de oro y plata de la Nueva España. He econtrado la siguiente leyenda de como la fantasía y la realidad se convierten en historias como la que a continuación anoto.


LA VIRGEN DE GUANAJUATO

Esta imagen celebérrima y portentosa, es, a no dudarlo, la más antigua de cuantas se veneran no solo en la República Mexicana, sino en todo el nuevo mundo, pues existía en España por lo menos desde el séptimo siglo de la era cristiana, y era tenida en gran veneración en la ciudad de Santa Fe de Granada: por lo que en el año de 714, que fue la España invadida por los moros, los piadosos granadinos la ocultaron en una cueva subterránea, para libertarla de los desacatos que pudieran cometer los infieles.


Allí permaneció por unos ocho siglos y medio, siendo en esto de admirar un estupendo portento, pues ocho siglos y medio de estar donde se quiera, pero muy especialmente en un subterráneo húmedo y sin ventilación, son muy mas que bastantes para destruir la más firme madera; y sin embargo, la Santísima Imagen no padeció la más leve lesión; conservándose intacta para venir a ser luego la protectora dulcícima de la ciudad de Guanajuato.




Fue por fin descubierto ese tesoro inestimable hacia la mitad del siglo XVI; y muy poco tiempo después, sabiendo el Rey de España la asombrosa riqueza de Guanajuato, le mando la Santísima Imagen como un presente mil veces más rico que las entrañas de sus montes: la entregó a un caballero llamado Perafán de Rivera, quien la trajo con la mayor veneración; pero estando como tres leguas distante de Guanajuato, en el punto llamado de la Yerbabuena, ya entrada la noche, y no sabiendo por donde continuar, porque ignoraba el lugar fijo de la ciudad, hizo alto allí con sus compañeros; y en tal conflicto, ocurrieron a la misma imagen de que eran portadores; y colocandola sobre un tambor, y encendéndole dos velas, le suplicaron afectuosamente los alumbrara para conocer el lugar de su destino. Los escuchó la Señora benignamente, pues luego que amaneció vieron en el campo dos palomas, de donde infirieron que había cerca algún poblado, por lo que siguieron la dirección que las palomas les marcaban, y con esta guía llegaron a Guanajuato a donde eran destinados.




Pbro. Lucio Marmolejo (¿ - 1885). Nacido en Guanajuato y educado en el Seminario de Morelia. Muy útil su obra efemérides guanajuatenses. Guanajuato, 1907.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola.
Hermosa leyenda, no la conocía y la imagen de la Virgen es preciosa, nunca la había apreciado de cerca. Lo que daría yo por tener una replica aunque fuera pequeñita. Gracias por compartir.

Saludos.
Erica

Alfredo dijo...

En efecto Erica, muy hermosa la leyenda de Nuestra Señora de Guanajuato. Lo cierto es que es la escultura más antigüa de América y es de Granada, España. Para el mes de noviembre del año pasado, la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato estaba en restauración. La escultura, estaba a un solo metro de distancia de las personas que quisieran ir a visitarla. Es de veras, muy hermosa.

Saludos cordiales,

Alfredo.