viernes, 2 de octubre de 2009

El dos de octubre de ¿1912 ó 1915?


Add caption


Hoy es otro dos de octubre. Se celebra otro aniversario de la toma de la plaza y pueblo en Pueblo Nuevo, Guanajuato a manos de bandoleros, asaltantes y ladrones post-revolucionarios que azoraban la región de El Bajío en la época inmediata después de terminada la Revolución Mexicana. 

Add caption

Ocurrió por la segunda década del siglo XIX, en un dos de octubre de un supuesto mil novecientos 1915. Documentos que encontré mencionan el año de 1912. ¿Podrían ser advertencias años antes del ataque? No lo se ni lo creo pero los documentos escritos a puño y letra dicen 1912 como fecha. Sea el año que fuere, los neopoblanos defendieron a su pueblo a capa y espada en ese día, aunque finalmente los bandoleros entraron e hicieron de las suyas, asaltando las principales casas del pueblo, robando y llevándose todo lo que a su paso encontraron.


Aparentemente el señor Jesús Arredondo dio el aviso a la población de que los bandoleros llegarían al pueblo "en unas horas". Se rumoraba que andaban planeando el saqueo de la población pues hacía poco tiempo habían asaltado al pueblo de Abasolo y tenían las advertencias de éstos en papel. Parece también que el encargado de traer el correo de a pié de Salamanca, es su ir y venir por el camino real había visto a los bandidos en el camino. La gente se sentía insegura al ver y saber que andaban gente armada cercando y merodeando al pueblo con intenciones de robar si no se les entregaba el dinero. 

Algo fuerte o algún desacuerdo o problema debió haber sucedido entre don Rafael Ramos, don Antonio Ramos y sobre todo don Rito González con los bandidos o el líder de tales porque los documento hablan de una traición hacia ellos y con sed muy grande de venganza contra todo el pueblo. 


En casa de mis abuelos existen dos notas enviadas al jefe municipal de ese entonces de Pueblo Nuevo avisándole que entregara la plaza del pueblo o de lo contrario, ésta sería tomada a sangre y fuego además de saquear al pueblo. 


El jefe municipal (ahora se les llama presidente municipal) de esos entonces era el Sr. J. Merced Sandoval quien al enterarse que los bandidos merodeaban y venían en el camino real con intenciones de asalto; convocó a los vecinos del pueblo para hacerles saber que se organizaran y se defendieran sólos porque no se contaba con armamento ni gendarmería para defender a los pobladores en un pueblo pequeño y tranquilo de esa época. 


Yo recuerdo a mis abuelos platicar de como fue la toma del pueblo en sus respectivas casas y lo que sucedió en ambas.

Hubo dos ocasiones en que los bandoleros trataron de entrar al pueblo. La primer ocasión no lograron entrar y fue el dos de octubre de mil novecientos quince que es la fecha que celebramos por haber sido la fecha victoriosa para la población aunque; en una segunda oportunidad y probablemente un mes después los bandidos si entraron e hicieron de las suyas en las casas y destrucción en todo el pueblo.

Existió un fortín en el techo de la casa de mi bisabuelo Don Germán Ramos en la actual calle de Morelos 113/115 en la actualidad desde donde se armaron y desde las ranuras disparaban a defender la casa. ¿Quizá mi bisabuelo don Germán Ramos lo construyó entre 1912 y 1915 por la inseguridad que se vivía?


Suponían todos que en cualquier momento entrarían los bandidos a robar como de veras sucedió. Gracias a nuestra revolución mexicana, todo esto era consecuencia de ella porque a partir de esos hechos; los revolucionarios se convirtieron en criminales y asaltaban a quien veían que tenía alguna cosa. Nadie estaba a salvo. Si mandaban algún carro de mulas a Irapuato con mercancía, era asaltado en el camino real de Pueblo Nuevo a Irapuato con toda seguridad. Todo esto, a consecuencia de no existir ayuda alguna a toda esa gente por parte del gobierno y por las luchas internas nacionales que se vivían en esa época. La gente luchó por su bando y por la revolución pero, se vieron de pronto sin dinero alguno y sedientos, con hambre y sin beneficio en particular.


Mis tatarabuelos Don Atanasio Rivera y Doña Vicenta Mota perdieron todo el rancho de 

El Refugio del municipio de Valle de Santiago al igual que Don Antonio Ramos y Doña Sanjuana Gallardo (primo hermano de mi bisabuelo) gracias a las consecuencias de éstos conflictos armados. A ellos les costó comprar el rancho y no eran latifundistas como los revolucionarios les gustaba decir a la "gente bien" dicen ahora. Habían hecho fortuna en sus negocios pero no eran multimillonarios; eran mejor dicho, gente de  mediano ingreso que eran trabajadores, emprendedores y les gustaba la superación no solo de ellos, de todos aunque existían, las clases sociales como hasta hoy. 

Los abuelos de mi abuela, o sea mis tatarabuelos se tuvieron que ir a vivir por años a Irapuato mientras se "apaciguaban" las cosas en el pueblo o en la región porque esta situación sucedía en todo el país. 


Compraron una casa en Irapuato para irse a vivir con todos los nietos e hijos por tanta inseguridad en Pueblo Nuevo. Don Germán mi bisabuelo tuvo que quedarse en el pueblo a seguir trabajando y poder sustentar a su familia en Irapuato. 


Llegué a leer la correspondencia entre mi bisabuelo y mi tío Mon, (Ramón Ramos) de esa época. Le pedían provisiones a mi bisabuelo y él al enviarlas, eran robadas cada vez. En su tercer intento de enviarles sandías, las escondían entre la paja junto con otras cosas que necesitarían para así engañar a los ladrones que no podían ver carro cargado porque lo asaltaban en el camino real. 


Les pedía mi bisabuelo que no anduvieran en aglomeraciones de gente porque era peligroso. Parece ser que a Irapuato fue de visita Venustiano Carranza, Francisco I. Madero o Victoriano Huerta...no recuerdo quien mencionaba en la carta y mi tío Mon le contaba a su padre de eso, que había ido a verlo y que había un mundo de gente.  




Don Germán Ramos Solís, mi bisabuelo.


Desafortunadamente solo leí la mitad de la correspondencia de mi bisabuelo a mi tío porque lo que mi tío escribía a su padre no se que fin tuvo y esas cartas, se perdieron también. Por eso no se contarles exactamente lo que decían. 

Parece ser que era una época en la historia del país y del pueblo negra y llena de inseguridad. Imagínense no poder ni ir al pueblo más cercano. La famosa revolución mexicana fue una guerra civil para "emparejar" o igualar a toda la gente económicamente. A partir de la revolución se crearon los famosos ejidos que ayudan a la gente a sobrevivir pero no son competitivos me parece. Los ejidos son algo así como tierras comunistas robadas de las extensiones grandísimas de lo que fueron las haciendas de ganado mayor y en las que no se puede vender, solo heredar. Un tipo de gobierno indígena pero que no va al tono del resto del mundo actual solo al de Cuba. Benefició a algunos pero a otros los jodió vilmente al quitarles todo. En teoría, tiene sentido pero en la realidad, creo que el comunismo no se puede aplicar justamente.

Sigamos con lo sucedido: desde las diez de la mañana del dos de octubre de 1915, una de las campanas de la parroquia anunciaba el toque de sitio. También se tocaba y escuchaba el clarín de los contrarios que anunciaban el ataque aunque de pronto se silenció el clarín pues la persona que lo tocaba había sido herido y era sacado por sus compinches de las orillas del pueblo para darle auxilio. 

Pasaron las horas entre disparos, los asaltantes queriendo meterse poco a poco a la población y los del pueblo desde sus casas, disparando y no dejándolos acercarse.


Después de horas de conflicto y solo como estrategia de los defensores del pueblo, decidieron estos tocar un repique y anunciar que venía ayuda del gobierno. La realidad era que ya no tenían munición o parque y ese engaño surtió efecto. Los seiscientos o setecientos bandoleros salieron huyendo de la población para volver días después.




También se cuenta que la gente veía a una mujer que llevaba munición a los defensores que estaban desde las torres del pueblo defendiendo. Se cuenta que no había mujer alguna en la parroquia que anduviera con los defensores. Se supone que fue Nuestra Señora de la Candelaria que ayudando a llevarles parque se apareció para defender a Pueblo Nuevo. ¿Mito o leyenda? No lo se pero todo mundo cree que en realidad fue ella en persona quien ayudó a nuestros héroes.

Éste es el acontecimiento más importante que celebramos, el triunfo de la gente del pueblo que no cedió un paso a los bandidos y aunque en el dos de octubre entraron los bandidos de día a atacar al pueblo, la segunda ocasión lo hicieron por la noche y en esa ocasión si entraron a saquear las casas y a todo el pueblo. 


En la casa de Don Germán Ramos, mi bisabuelo, contaban que el dos de octubre tenían a siete o nueve hombres en el fortín y él en persona, llevando "parque" y vino a los valientes señores para animarlos y que no les diera miedo y siguieran defendiendo a la casa y al pueblo.


Mi abuela sabía los nombres de los hombres que disparaban de la casa a los bandidos pero como no anoté los nombres, no se ni quienes serían esos héroes. Mi mamá Toña era una niña de seis años de edad y se acordaba claramente del lugar en el que se refugió con su nana la Srita. Gerarda Olivares debajo de un tejado. Nos contaba que se escondieron en la parte trasera de la Fábrica de Cigarros "La Plata", detrás de la actual "Forrajera Cienfuegos", propiedad de su padre. Allí pasaron toda la noche entre la penumbra y viendo como entraban las balas por la puerta principal hasta los corrales.


En la ocasión en que los ladrones si entraron a la población y casas, nos contaba que en la oscuridad, se veían como unas luces que pasaban a gran velocidad, eran las balas que en la oscuridad relucían. Nos decía que toda la noche fue así y ellas orando y con mucho miedo para que los bandoleros no entraran pero lo hicieron. Los señores que estaban en la casa disparando corrieron y dejaron que los bandoleros entraran rompiendo la puerta principal. Su padre también se salió de la casa y llegó a la madrugada brincando a la casa por una barda. Ellas tenían mucho miedo hasta que lo vieron saltar y llagar pudieron salir de su escondite. Se podría pensar que los señores se aliaron con los ladrones pero no, seguramente se vieron que los ladrones eran demasiados para combatirlos y supuestamente esa noche, no les habían proporcionado alcohol para "envalentarlos". El miedo quizá o en la oscuridad no veían bien y ellos huyeron con su vida.


Afortunadamente nadie murió en la casa y quizá yo hubiese hecho lo mismo si fuera uno de los señores que disparaban desde el fortín. ¿Qué me ganaba yo con defender a la casa de otro? Supuestamente la caja fuerte de la casa estaba escondida entre un montón de olotes en uno de los corrales. Recordemos que en esa época no había banco alguno en el pueblo y si lo había, eran inseguros y la plata que se ganaba, se guardaba en las casas de lo contrario, los bancos se iban a bancarrota por tanta inseguridad.

Decían los viejos que una vez que entraban los ladrones, se llevaban todo lo que encontraban en ellas que sería de valor. En casa de mi bisabuelo, rompieron los roperos, las petaquillas y los muebles para llevarse lo que contenían. Contaba mi abuela que al día siguiente le trajeron un rebozo de su difunta esposa que en la huída, habían tirado en la calle los bandidos. Nos decían también que en la cocina de la casa, todos los trastes fueron hechos añicos y solo encontraron centenares de cascarones de huevo y cáscaras de fruta regados por toda la cocina. Entraron como unas ratas a hacer destrozos aunque...¿Podría ser a causa de la hambruna y la desesperación? 

En la casa de Don Antonio Ramos (pariente de nosotros) creo que también se llevaron cosas y el piano de la casa permanece con un balazo que atravesó la estructura. 


Así, hubo muertos y heridos, gente que quedó ciega de un ojo por algún disparo perdido que les extirpó el ojo. En ladrones se convirtieron nuestros revolucionarios sedientos de fortuna o igualdad, en grupos de bandoleros y ladrones que azoraban al país. Se entiende que tenían que robar porque el gobierno no los apoyaba, eran los revolucionarios, los valientes, los que querían un cambio del sistema. Era una revolución por lograr un anhelo, un mejor futuro para todos. Alguien tenía que pagar las consecuencias y nos tocó pagar en el pueblo. 


La gente del pueblo lo celebra porque fue una hazaña el haber logrado que no entraran una primer vez casi 700 asaltantes y se recuerda como un evento heroico local con desfile de las escuelas y honores a nuestros héroes locales a quienes se les menciona por su hazaña. Es un orgullo para todos. 


Se hacía un altar en su honor con coronas de flores, se colocaban sus retratos y se les daba honores en un evento cívico. Seguido de la tradicional verbena popular en la plaza mayor del pueblo al ritmo de una banda de música de viento, mojigangas o cabezones y repique de campanas de la parroquia con una procesión de Nuestra Señora de la Candelaria por la población y terminaba la tarde con un tradicional palo encebado, globos de papel que se soltaban al cielo y una fiesta popular en general.

El primero dice lo siguiente sin corregir la gramática. El documento fue doblado en ocho partes y tiene la parte centro inferior, rota.



Dice así:

Sepmbre A 16 de 1912 Sr. Don Gefe politico de
Pueblo Nuebo mi muy Estimado Ees Sr de todo
mi mayor Apresio y Cariño. pues mucho mea-
legraré que Al tomar la precente En su mano
Ce Allen sin nobedad En compania de toda
su companamiento que la que yo y toda
mi compania la que nosotros gosamos esbue
na ADios las grasias y despues de Saludarlo
lo que yo deceo que ma Aga El favor de
que me Entrege la plasa si no quiere que
Entre nos A guego y Sangre y si
no quere si loego que ya nos mire Entrar puede irse
Al lugar que le combega por motibo que
Usted Asido muy bueno con migo y dandonos
Dios licensia nocela perdono Don Antonio
y Don Rafal y El prinsipal Es Rito Gon
sales por que Asido untrador con nosotro
A siceñor Jefe politico si tienen buena dis
posision y boluntad y ca (luego arriba de y ca) con nosotros entregue
la plaza con bonita armonia que yo
tengo anticipado y yo se lo aviso a su bue
na persona y yo se lo aviso para que no
lo agarre de susto y Sr. Jefe si accede
Ud tiene voluntad y cariño de entre
garme la plaza digame si o no




Fin de la primera plana, vuelta de hoja:

si me tiene entregue la plasa me manda
decir lo más pronto que se puede y si me
entrega la plasa me manda decir lo mas
pronto que se puede y si me entrega la plasa
junteme todo larmamento y mande melo
por delante y el parque con con solo un
persona lo ha de llevar Ea la cueva de los
panales y despues de dejar que todo el
armamento le digo /ea Ud que todo su
Ayuntamiento ha de salir á encon
trarme es para saber la buena dis
posición que tiene con nosotros
Como Coronel Justino Hernández
y como Coronel Gacinto Gaimes
como Coronel Pomposo Flores
como Coronel Antonio Covarrubias
como Capitan primero Vitoriano
Razo como coronel Santiago Sabala. 

El siguiente documento dice lo siguiente:





Por El presente hago saber á
Uds. que si no me entregan esa pla
za en El término de dos horas la to-
maré a sangre y fuego y que se quie
ren cortarle perjucios a la población
me entreguen dos mil pesos $2000.00
en el acto.
Lo que les comunico á Uds para
su conocimiento y demás fines pues
no quiero que suceda lo que en Puruan
diro.

Dado en la Hda de Alonzo
á cuatro de Octubre de 1912.

El Coronel
P. Flores (Pomposo Flores)

Al C. Jefe Político y al Sr. Cura de
Pueblo Nuevo.

(Firma) D Rodríguez
Secretario

Me queda entonces la pregunta y la duda: ¿Cuándo sucedieron éstos hechos en el pueblo? El Sr. Cura Sergio González entrevistó a mi abuelo sobre éstos hechos en 1990.

¿Qué año fue en realidad? Si lo sabes con certeza y puedes probarlo. Dímelo.

3 comentarios:

Bob Mrotek dijo...

Alfredo,
No sé para seguro pero por mi parte apuesto que fue 1915 por que en este año era la batalla de Celaya.

Benja-Xocoyotl dijo...

Alfredo:

Será bueno recordar un verbo que se acuñó en el centro de México en aquél entonces, a mi me toco oirlo con frecuencia de mi papá y lo sigo oyendo de contadas personas: CARRANCEARR, sinónimo de robar. Así que, consideramos el período en que Carranza estuvo en el poder, podemos deducir la fecha de los hechos que mencionas.

Y haré una pregunta ¿cuándo saldrá la palabra Salinear o Foxear?

Alfredo Medina González dijo...

Seguramente Bob que fue en 1915. Saludos gratos amigo.

Benja, hay que comenzar a usarla cuando la gente es tranza. Me Salineó o me Foxeó... creo que Salinear queda mejor.

Saludos Benja.