miércoles, 3 de diciembre de 2008

De vuelta en el Noroeste de los EEUU

Mis muy queridos y respetados lectores. Estoy de vuelta en el Noroeste y con un genio de mil diablos. Imagínense que el sol se oculta a las cuatro de la tarde o un poco más tarde. Así es que eso me trae algo de nostalgia y si, depresión. Bueno, ya no me acordaba que así es por éstos lugares. Hace muchos años, creo que la primer vez que visité Pueblo Nuevo. Me quejaba yo con mi madre acerca de como se hacen las cosas en el pueblo. Tenemos agua pero sale con un chorrito, que se tiene que tener pasiencia de burro para llenar una cubeta. En fin que por cosas por el estilo me quejaba yo. De pronto me dice mi santa madre. Alfredo, así es en México y de éste pueblo saliste. Desde ese día, ni más me he quejado de ningún lugar al que he visitado. Yo he tenido gran fortuna y he vivido experiencias a las que muchos de mis paisanos nunca verán. A eso, doy infinitas gracias a Dios. Las cosas pueden ser mejor pero, mientras ocurre ese cambio, hay que tolerar.


En éste viaje al Bajío me tocó vivir de todo. Desde la gente más insultante de Salamanca hasta las personas que no conociéndome me saludaban en Salvatierra. Me encontré con hermosas festividades del día de los muertos en mi pueblo y con la celebración a Nuestro Señor del Socorro en Salvatierra. Es increíble como celebran y me siento tan vacío. Yo no tengo ni brisna de fe ahora me doy cuenta. Creía que si pero viendo a los feligreses de la legendaria parroquia de San Juan en Salvatierra se que no. Me encantó sobremanera la forma de decorar para honrar al Cristo del Socorro y dar gracias por el buen temporal. He visto colgando de arcos hechos completamente a mano y de una altura de por lo menos séis metros; calabazas de castilla, chilacayotes, chiles, mazorcas, chayotes, zanahorias, camotes, jícamas, etc. además, decorado el templo con cañas de azúcar, guirnaldas de hoja de pino natural, de tejocotes y cacahuates. Desafortunadamente por el momento no tengo las fotografías pero, prometo pronto publicarlas. Saludos a todos y tengo mucho que leer de sus bitácoras.

3 comentarios:

Bob Mrotek dijo...

Estimado amigo Alfredo,

Doy gracias a Dios que has regresado sano y salvo. Estoy esperando con mucha expectación oir la historia de tu viaje. Sin embargo, en primero lugar descanse poquito. Todo con calma...

C.Ruiz dijo...

Hola Alfredo,
qué gusto verte de vuelta en el blog, ya pensé que te habías cansado!!
Como te entiendo cuando dices que echas de menos más horas de luz...es que en México el sol y el cielo azul se dan por hecho cada día y semejante suerte, no tendrás allí donde vives. Pero seguro que le acabas encontrando el chiste!.
Esperamos tus historias
Un abrazo y bienvenido

Fernando Romero dijo...

hola Alfredo he leído tu blog y me agrada que bien que te diste un baño de tu país
suerte